cachorros de nadie 

Cachorros de Nadie

Los "cachorros de nadie", protagonistas de estas páginas, son llamados por muchos inadaptados, psicópatas, tarados, viciosos, marginados, delincuentes, subproductos del desarrollo...

Para que el análisis supere el simplismo caricaturizador, debería preguntarse: "marginados ¿respecto a qué, hasta dónde? ¿por qué el 100 por 100 de los menores acogidos en centros de reforma proceden de familias extremadamente pobres e indefensas y por qué las cárceles de jóvenes albergan idéntica población?"
Con este afán realista, y con apasionamiento indisimulado se han escrito las páginas de este libro. 

 

Por si llegas a leernos querido Walter

Ferdinand y Monique son naturales de Camerún, hablan francés, tienen estudios vinieron a España buscando un futuro mejor, sin embargo, le arrebataron un hijo, Walter. Todo comienza cuando a lo largo del año 2009 se suceden una serie de acontecimientos que desencadenan la alarma del Servicio de Pediatría del Hospital, de manera que el protocolo de intervención de Servicios Sociales entra en funcionamiento. A partir de aquí el engranaje del sistema comienza su maniobra, de la que ya un ciudadano difícilmente puede sustraerse. En Por si llegas a leernos querido Walter, Enrique M. Reguera, desmonta todo el caso del niño Walter, estudiando las actas de los juicios, la ley del menor, las declaraciones de testigos directos, informes de técnicos y también la versión de los padres. Una vez más, el autor, como en tantos de sus libros, se compromete con la infancia desprotegida, contra la injusticia y contra las leyes mal entendidas y mal ejecutadas. Este libro no pretende poner de relieve tan solo el caso de esta familia, sino la crítica a la Justicia, la Administración, a los gestores administrativos y técnicos encargados de casos tan particulares.


 

para que no me olvides   

Para que no me Olvides

Gran parte de la generación de principio de los sesenta fue aniquilado al permitirse, sin ninguna impunidad, que la heroína llegara a los barrios pobres de todas las ciudades. Esto contuvo a miles de jóvenes que con toda su vitalidad, se enfrentaban al nuevo panorama socio-político, lleno de cambios y proyectos. La droga los apartó de este camino y les llevó a la marginación, la cárcel, la enfermedad... Fueron quitados de en medio: estigmatizados y culpabilizados de algo de lo que solo el abandono político es responsable. Esa certeza nos hizo reaccionar e inventar otras formas de lucha, que ahora desde la más profunda humildad, queremos compartir por si puede ser útil a cualquier persona que luche para que ninguna injusticia social sea silenciada y olvidada en la historia.

 

 

 

Así en la tierra

Dice el cura Enrique de Castro que la fe verdadera es la fe en el ser humano. Una fe que no exige ni intermediarios, ni dogmas, ni formulismos: sólo compromiso y lucha. Él lleva cuatro décadas combatiendo las injusticias y enfrentándose a quién haga falta, incluso a la jerarquía eclesiástica: en 2007 el conflicto con el Arzobispado de Madrid dio la vuelta al mundo.
Marçal Sarrats bucea en ese microcosmos que es la parroquiade San Carlos Borromeo en Entrevías y traza un recorrido narrado por el mismo Enrique y por su gente más cercana. A través de sus conversaciones conocemos una iglesia que ha librado innumerables batallas en un barrio obrero como Vallecas a favor de los marginados: drogadictos, insumisos, okupas, gitanos, presos y sus familiares, desahuciados, inmigrantes... Una iglesia que nos interpela, comprometida y solidaria, de fe profunda, que de manera evangélica antepone el ser humano a la ley e incluso a la religión.
«Lo contrario del amor no es el odio, sino el miedo. Hay que actuar. Se crea o no en Dios, y dejando a un lado los milagros, es responsabilidad de cada uno intentar que se multipliquen los panes y los peces.» Del prólogo de Luis García Montero del libro Así en la tierra de Marçal Sarrats Ferres.

 

 

 

 

El Pan a Secas

Es época de hambre en el Rif. Una familia deja su casa y emprende el éxodo hacia Tánger en busca de una vida mejor. Pero la crueldad de un padre violento obliga al pequeño Mohamed a huir de casa. Es el camino del aprendizaje. Sufre el hambre, el miedo y la violencia en las duras calles de Tánger y Tetuán. En las noches pasadas bajo las estrellas, probará el sabor del sexo y la amargura de la prisión. Una geografía de miseria en donde crecer es descubrir el dolor, la injusticia y la compasión.La crudeza y audacia literaria de esta novela autobiográfica (anteriormente publicada con el título"El pan desnudo") consagró a Mohamed Chukri como una de las voces imprescindibles de la literatura magrebí contemporánea. Esta obra de culto, prohibida durante casi dos décadas en los países árabes, se publica ahora por primera vez en la versión revisada por el autor.

 

 

 

 

Las desterradas hijas de Eva

Mientras España dejaba atrás la dictadura y vivía con pasión su Transición democrática, los aires de cambio llegaron mucho más tarde para un numeroso grupo de mujeres jóvenes. Abusos, maltratos físicos, humillaciones, incluso robos impunes de sus propios hijos constituían la ley cotidiana en tenebrosos centros de privación de libertad para mujeres jóvenes, como la llamada Maternidad de la Almudena. Unos siniestros muros entre los que malvivían adolescentes cuyo único “pecado” fue atentar contra las buenas costumbres al bailar agarrados, fumar a escondidas, tener relaciones sexuales, replicar a un padre autoritario o quedarse embarazadas.
Ha tenido que pasar mucho tiempo, demasiado, para rescatar del olvido la historia de aquellas mujeres. Por fin ha llegado el momento de contar esa verdad. Esta es la dolorosa crónica de un pasado reciente todavía trágicamente desconocido. Una asignatura pendiente de esta democracia, que aún aspira a una dignidad moral que la historia y millones de personas todavía exigen.

 

El desmadre de los Servicios Sociales

El desmadre de los servicios sociales destapa las irregularidades existentes en la actualidad en casos de menores tutelados por la administración. En la investigación se pone de manifiesto la relativa facilidad con la que se puede perder la custodia de un menor por la vía administrativa; los largos periodos de tiempo que pueden transcurrir antes de que la justicia dicte una resolución al respecto; el gran negocio que suponen los centros de menores; los vínculos entre algunas organizaciones que dirigen estos centros y las que lo hacían en tiempos de la dictadura… Finalmente, la reacción de la ciudadanía a todos estos desmadres del sistema con la creación de la Marea turquesa para la defensa de los menores tutelados y sus madres y SIMICAT (STOP Impunidad Maltrato Infantil).

 

 


  

¿Hay que colgarlos?

¿Y si fuera realidad algunas afirmaciones que se hacen en este libro? ¿Y si la sociedad española estuviera no sólo atemorizada sino sobre todo engañada en lo que se refiere a violencia juvenil? Ciertos muchachos presuntamente delincuentes sólo podrían afirmar una verdad definitiva "me persiguen... luego existo". El autor los conoce, no desde un despacho, un internado, una clínica, sino conviviendo con ellos "en plena calle", y desde hace muchos años. Así, la realidad cambia de colorido. Sus puntos de vista podrán no ser compartidos, pero no por ello los hechos dejarán de esta ahí, salvo para quien desee seguir ignorándolos. Como dice el autor, "no hay verdad más engañosa que aquella con la que deseamos ser engañados, ni realidad más discutible que la que repugnamos incluso considerar". 

 

 

  

Ver, Oir y Callar

Escrito por un académico con urticaria a la comodidad de la academia, este texto nos ofrece un raro privilegio: el de comenzar a comprender el fenómeno de las pandillas en América Latina, una cuestión realmente compleja. Con un método callejero pero riguroso el autor ha investigado, e investiga, uno de los asuntos más espinosos de la Centroamérica actual. Sin ninguna necesidad de dictar juicios de valor, este diario de campo nos muestra las intimidades —la cotidianidad— de estas bandas de jóvenes —y su «guerra de niños»— tantas veces mitificadas, caricaturizadas, convertidas en espectáculo y, en definitiva, mal entendidas.

 

de la ilusin a la decadencia 

De la Ilusión a la Decadencia

Esperanza Monjas Sierra, Anchy, nació en el madrileño barrio de La “Ciudad de los Ángeles”, en el distrito de Villaverde, zona netamente proletaria situada al sur de la Capital.

De familia obrera, fue la pequeña de cinco hermanos. Su madre y su padre se desvivieron para sacarlos adelante en los difíciles años que les tocó vivir su más tierna infancia.
Nada más empezar su adolescencia, siendo aún una niña, empezará a buscar la libertad en las calles del Foro. Conocerá a su pandilla, y juntos, empezarán el recorrido que se asemeja a tantos jóvenes de la misma época: sus primeras manifestaciones, conciertos, escapadas, conversaciones eternas sobre cómo cambiar el mundo y el odio a toda injusticia, sus sueños narrados con voz sosegada a la luz de la Luna, sus noches eternas en tugurios y soportales, sus primeros porros…
Maldecirán sus vidas por precarias y con impotencia al ver a sus padres y madres currando eternamente por una miseria, mientras en el centro de la “capi”, las lujosas tiendas exponen productos en los escaparates a precios “solo para ricos”.
Serán amigos para siempre hasta que entre en sus vidas la heroína. Esa arma letal amparada por el gobierno y la policía para diezmar a toda una generación de jóvenes inconformistas, y plegar así, los espíritus desobedientes de miles de chavales que tenían la capacidad de poner todo patas arriba.
Si podemos achacar cierta inocencia a esta generación, es indudable que muchos de ellos poseían una fuerza de voluntad abrumadora, y qué, como Anchy, puedan vencer al mono del caballo y rehacer sus vidas, aunque no siempre será tan fácil.
Esta novela autobiográfica, hará que te sumerjas en una realidad (la del Madrid de los 80) de una manera cruda pero también con una ternura inusitada, como nunca será reflejada por la miserable “historia oficial”.
A partir de la tortuosa y valiente vida de Anchy, te sentirás enganchado a la rebeldía, al anhelo de tentadoras y mágicas sensaciones, a la búsqueda de la libertad. Y sobre todo recobrarás con una nostalgia ya olvidada, el sentido de la palabra AMISTAD.
Un relato callejero y apasionado, marcado por los efectos de la maldita droga, que consigue trasladar a la persona que lo lea un deseo revitalizado de tomar las riendas de su vida, de no rendirse nunca, en definitiva, de LUCHAR.
 

 

un resquicio para levantarse   

Un Resquicio para Levantarse

En este libro nos cuenta su autor, llamado el Niño, sencilla y directamente, su vida. Pero hay vidas y vidas. Esta es la de un rebelde cuya forma de ser le lleva a participar en la creación de situaciones de las que dan qué pensar. Habiendo sido "cliente", desde muy jovencito, de las instituciones punitivas estatales, se enfrentó siempre a ellas con impulso refractario y autoafirmativo, intentando y logrando la fuga en numerosas ocasiones. Aún así, ha pasado 28 años en prisión, muchos de ellos sometido al programa penitenciario de neutralización denominado eufemísticamente "Régimen Especial" y al que podríamos llamar con mayor propiedad régimen de máxima crueldad, verdadero núcleo duro de la institución total carcelaria. Ante su acción deshumanizante, encontró, con sus compañeros de castigo, en la amistad y el apoyo mutuo y en la lucha común por la libertad, la justicia y la dignidad de todos, un refugio donde continuar siendo ellos mismos. Para avivar el fuego de la insurrección contra las infrahumanas condiciones de vida en las cárceles españolas, que llevaba encendido ya unos cuantos años, concibieron el APRE -Asociación de Presos en Régimen Especial- que intentó aglutinar, alrededor de una tabla reivindicativa y unas tácticas comunes, a la minoría de irreductibles que habían sido destinados a 'la cárcel dentro de la cárcel" para quebrarlos, disuadiéndoles de seguir intentando la fuga y su supervivencia como seres humanos. Aunque la llama se extendió durante algún tiempo, su levantamiento fue finalmente aplastado en el aislamiento, por la violencia y por la astucia de la izquierda de la partitocracia española, los "socialistas" de la corrupción y del GAL, apoyados incondicionalmente por los "medios de comunicación de masas" y por la mayor parte de la sociedad española del momento, con instrumentos de excepción como los FIES, convertidos después en norma, a pesar de su evidente ilegalidad. Pero conquistaron al menos un punto de vista, una perspectiva de la dominación, lograda enfrentándose a ella en primera línea. Muy reveladora, por tanto, para quienes alguna vez se decidan a intentar lo mismo. Desde ahí puede comprenderse mejor también los cambios subsiguientes en el sistema penitenciario, como la construcción de macrocárceles o la invención de los "módulos de respeto". Lo que se ofrece aquí es, entre otras cosas, un ejercicio de memoria y reflexión sobre todo eso.

 

Huye hombre huye

Huye, hombre, huye es mucho más que un diario de prisión, es una denuncia descarnada, día a día, de los acontecimientos que han marcado la realidad de la prisión durante el gobierno PSOE, y que vienen a demostrar que, si hay un lugar donde sigue reinando la arbitrariedad y donde conceptos tales como democracia y derechos humanos siguen siendo absolutamente desconocidos, este lugar son las prisiones españolas. Xosé Tarrío destapa con su relató el engaño a voces de la cárcel como institución supuestamente resocializadora; nos permite comprender el proceso que convierte a algunas personas en bestias dentro de la prisión; y nos señala permanentemente con el dedo acusador, a toda la sociedad, por nuestra responsabilidad común en la persistencia del submundo carcelario.

 

 

 

Frankenstein

Mary Shelley publicó Frankenstein o el Moderno prometeo en 1818. Tal vez la frase más famosa del libro es "soy malo porque soy desgraciado". Frankenstein más que un libro de terror es una crítica social profunda.

Durante su lectura podemos ver el comportamiento de un ser que a raíz de su desgracia, de su desdicha, de su exclusión, de su otredad, de su marginación, de su infelicidad, se termina poco a poco transformando en un monstruo resentido socialmente, agresivo y despiadado.

Han pasado 200 años de su publicación, sin embargo, se podría haber escrito ayer. En dos siglos el relato no ha perdido vigencia. Hoy podemos encontrar similitudes con nuestra sociedad actual donde aquellos seres que han sido arrojados al mundo y crecido carentes de cariño en sus respectivos núcleos familiares, en situación de indigencia, faltos de una educación y contención sentimental se pueden terminar transformando con el paso de los años en unos desgraciados y desdichados como el monstruo de Mary Shelly. 


 

las uvas de la ira   

Las Uvas de la Ira

Distinguida con el Premio Pulitzer en 1940, Las uvas de la ira describe el drama de la emigración de los componentes de la familia Joad, que, obligados por el polvo y la sequía, se ven obligados a abandonar sus tierras, junto con otros miles de personas de Oklahoma y Texas, rumbo a la «tierra prometida» de California. Allí, sin embargo, las expectativas de este ejército de desposeídos no se verán cumplidas. Entre las versiones cinematográficas que ha conocido esta novela destaca la memorable protagonizada por Henry Fonda y dirigida por John Ford.


  

Las Cenizas de Ángela

Dolorosa y a la vez esplendorosa biografía, en donde su autor -ganador del Pulitzer por este impactante libro- se remonta a Limerick, un pueblo de Irlanda sumido en la pobreza. De allí, a la América durante la Gran Depresión, y el choque entre las realidades y sus fallidas promesas. La única esperanza de Ángela está en la educación de sus cinco hijos, Frank McCourt entre ellos.

 

 

 

El Parque

“El parque. La infancia entre cartones” es algo así como una autobiografía de un barrio de una gran ciudad a través de un vecino educador social. Esta autobiografía es, al mismo tiempo, una radiografía de los servicios sociales, sus instituciones, sus profesionales y la enmarañada red que constituye el sistema de protección social de la infancia. Esta radiografía es la historia de una voz, la del propio Julio Rubio Gómez, que interacciona con todas esas voces que se ahogan en la deshumanización de este gran sistema de protección infantil, algo similar a un engranaje hambriento de personas.
El barrio, la vida, la pobreza, el estigma, etc., forman este escenario que choca y lucha con la lógica de las instituciones universitarias que teorizan sobre esa realidad para construir un marco teórico, compuesto por usuarios, profesionales, programas, proyectos, entidades públicas y privadas, etc., incapaz de hacer otra cosa que generar una industria alrededor de la marginación. En este sentido, El parque. La infancia entre cartones parece el antimanual que todo profesional de la Educación Social y, por extensión los y las profesionales de la Psicopedagogía, del Trabajo Social y, en general, de todo docente, nunca pudieron leer en sus facultades. Allí solo cabe un total desprecio por cualquier visión que mire a la calle con la empatía práctica del cara a cara frente a las instituciones con toda su rigidez, su ímpetu teórico y su profesionalidad asfixiante.
Una lectura sencilla y contundente escrita desde el corazón del barrio, hecha de sufrimiento, complicidad y dignidad. No apta para equidistantes.

 

 

 

Decimocuartoasalto   

Decimocuarto Asalto   (PULSA AQUI para obtener el libro en PDF

Libro recomendado para todas aquell@s que decidan dedicar sus energías en apoyar los chavales en sus luchas. Especialmente, para ayudar a reflexionar a aquellas que estén profesionalizad@s sobre el papel que cumplen, y sobre el entramado de intereses en el que está inmersa su acción.

Las experiencias de un educador social en el día a día. Barrio, boxeo y adolescentes, frente a toda una mega estructura jurídica, institucional y lucrativa compuesta por Estado y ONGs.

La decepción de ver corrompido todo aquello en lo que cree el autor es el inicio de un viaje personal, doloroso pero necesario. Un combate donde asalto por asalto la ingenuidad va desapareciendo a cada golpe. Y donde el ring y el barrio, el boxeo y la vida se funden en una misma lucha intuitiva en busca de la dignidad.

El exceso de inocencia choca con el muro de intereses y perversión que ha creado la profesionalización de la acción social. Estos primeros golpes de realidad, van forjando una actitud ante la vida que permite al autor ir reconociendo como aliados a aquellos que otros quieren encuadrar con términos como “delincuentes”, “peligrosos”, “marginados”… Pero ¿marginados de qué? De un Sistema que ya no los necesita como mano de obra, porque forman parte del excedente que se deriva del movimiento de capitales hacia otras zonas del planeta, y como tal, los desecha. En estos tiempos de globalización capitalista, cada vez son más amplias las capas sociales que quedan fuera del ciclo de producción-consumo. Si en otro tiempo este sector de población fue tratado con lástima, caridad, o crudo desprecio, hoy la estrategia ha cambiado.

De la compra de este libro, el total del beneficio va parar la financiar los gastos de “Hortaleza Boxing Crew”; guantes para los chavales, material para dar clases, gasolina para las salidas y las excursiones, etc. 

 

 

Colaboradores

harraga        ATALAYA   

 

rukeli                 

la fbrika

saltando charcos

suanzeslogo 2

alacrn

Round 13

la unin

 

banco obrero1